Batido de sandía, frutos rojos y menta

¡Buenos días!

Me paso rápido hoy por aquí, para compartiros una nueva #cocinacreativaquickrecipes que ya os adelanté ayer por Instagram y que muchos me pedisteis.

Se trata de este riquísimo batido de Sandía, Frutos Rojos y Menta, que os ayudará a refrescaros estos días de calor intenso.

La receta se hace en un periquete y ya veréis que está riquísima, así que vamos con ella

A continuación os indico los ingredientesque necesitaréis para dos vasos de este oro rojo:

·     450 gr de Sandía en trozos
·     100 gr de frutos rojos congelados
·     4 gr de menta (lavada)
·     Hielo

Y ahora vamos con la elaboración.
1.   La elaboración no puede ser más fácil, ponemos todos los ingredientes, excepto el hielo, en un baso batidor hasta que quede todo triturado y bien líquido
2.   Servimos acompañado de un poco de hielo y podéis ponerle también algunos frutos rojos congelados enteros y un poco de Sandía en trocitos
3.   Y ya ¡sólo os quedará disfrutarlo!

¡Espero que os haya gustado la receta y os animéis a probarla!

Batido de sandía, frutos rojos y menta2

Ensalada de calabaza 5

¡Buenas tardes!

Ingredientes ensalada calabaza y espinacas

La verdad es que no tenia intención de subir esta receta todavía, de hecho tengo otra receta a medio escribir antes que esta, pero mientras editaba las fotos de esta ensalada

, he pensado que no hay mejor momento que ahora para compartirla con vosotros y, es que las ensaladas son las reinas del verano con estos calores.

 

Yo , la verdad que como ensaladas todo el año, me parecen un recurso rapidísimo y me encanta probar nuevas combinaciones con ellas.

La de hoy ya veréis que la podéis tener preparada en un momentito si tenéis ya la calabaza hecha, que es lo que lleva un poco más de tiempo, pero igualmente, os doy un truco para hacerla en un momento si no la habéis preparado. Ya veréis que esta es una #cocinacreativa

 

quickrecipes en toda regla y si la probáis la repetiréis seguro.

Para comenzar, os dejo con los ingredientes que necesitaréis:

Ensalada de calabaza- ingredientes

PARA LA ENSALADA

  • 220 gr de tomates cherry pera
  • 100 gr de espinacas baby
  • 125 gr de queso fresco desnatado
  • 30 gr de pasas sultanas
  • 30 gr de nueces

 

 

PARA LA VINAGRETA

  • 3 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de vinagre de Módena
  • 1 cucharada y ½ de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta blanca

 

PARA PREPARAR LA CALABAZA

  • 200 gr de calabaza
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Albahaca

Y, ahora vamos con la elaboración:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es asar la calabaza, para ello la lavamos bien, la pelamos y cortamos en pequeños cubos.
  2. Una vez cortada, la salpimentamos y le ponemos un poco de albahaca seca picada y unas gotas de aceite de oliva y lo mezclamos todo bien.
  3. A mi me gusta hacerla al papillote en el horno, para ello con el horno precalentado a 200 gr, la pongo en una bandeja para el horno envuelta en papel de aluminio. Pero si vais con prisa, podéis prepararla igual pero sin el aceite y hacerla al vapor en el microondas en un recipiente tipo Lekue. Tardara más o menos unos 15 minutos en hacerse al horno, ojo que no tiene que quedar blanda porque sino se nos deshará al montar la ensalada, tiene que quedar un poco crujiente, pero sin llegar a estar dura. Si la preparáis al vapor en el microondas tardaréis unos 2 minutos más o menos. Una vez preparada la calabaza, la dejaremos atemperar mientras preparamos el resto de ingredientes.
  4. Ahora prepararemos la vinagreta, para ello solo tenemos que mezclar en un bol la miel, el aceite y el vinagre y salpimentar al gusto y, reservamos cuando tengamos una mezcla homogénea.
  5. Ya sólo nos quedará el montaje; para ello lavamos las espinacas y los tomates y escurrimos bien. Cortamos el queso en daditos y partimos un poco las nueces. Y , ya podemos montar nuestra ensalada, yo os dejo dos opciones de montaje, uno más rápido y otro un poco más elaborado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya veis que la receta es rapidísima y esta ensalada con la calabaza y las espinacas queda riquísima, seguro que si la probáis repetiréis.

Ensalada de calabaza 3

Gyozas

¡Buenos días!

No me creo que haya encontrado el momento para ponerme a escribir de nuevo, pero aquí estamos.

Hace unos días os preguntaba por stories qué receta queríais ver antes y muchos me pedisteis las Gyozas, así que vuestros deseos sois órdenes y aquí tenéis la receta.

Las Gyozas son unas empanadillas típicas japonesas, similares a los Dim Sum chinos, con la diferencia de que el sabor de su relleno es un poco más intenso que el de las chinas y además se hace una cocción doble, fritas y al vapor, cosa que en mi opinión, es una combinación perfecta.

Antes de viajar a Japón ya había tenido oportunidad de probarlas por aquí, pero allí ya caí rendida a sus pies y es que son, en mi más humilde opinión uno de los platos más ricos de la gastronomía japonesa.

Como os contaba, en Japón disfruté como nunca de ellas; hay tiendas y restaurantes especializadas en ellas, con muchos rellenos diferentes, aunque mis favoritas son las clásicas, rellenas de carne y con col; y es que, es de las pocas maneras en que soy capaz de comer la col, ya que no es santo de mi devoción.

La mayor complicación de la receta es el proceso de rellenar las empanadillas, ya que la masa tiene que ser finita y se rompe con facilidad.Gyozas3

Yo os compartiré una receta para la masa, pero podéis hacerlas también con la clásica masa de empanadillas preparadas, como las de La Cocinera, por si vais con prisas.

Otra de las pegas es que a veces da mucha pereza el proceso, porque lleva un buen rato rellenarlas y después son muy delicadas para conservarlas. La primera vez que las preparé, creo que me tiré dos horas rellenando Gyozas y salieron unas 40, que era imposible comerse de una sentada, así que hice unas cuantas y el resto las guardé en la nevera. La decepción me la llevé al día siguiente cuando casi todas se habían pegado al tupper o entre ellas, y se echaron muchísimas a perder.

Después de ello, me dispuse a hacer nuevas pruebas para conservarlas de otras maneras, primero probé a montarlas y guardarlas en la nevera separándolas entre ellas con papel de horno. Aunque el resultado fue algo mejor, algunas aún se me pegaban.

Mi tercera prueba fue congelarlas, tras rellenarlas, separadas entre si con papel de horno y, ahí si que encontré la solución y es que se conservan perfectamente, además no hace falta descongelarlas antes de cocinarlas, luego os explico cómo.

Por cierto, os traigo dos recetas, la de las clásicas rellenas con carne y una receta vegana totalmente, que también está deliciosa ¿os quedáis a verlas?

Sin más os dejo ya con la receta, espero que os guste.

A continuación os indico los ingredientesque necesitaréis:Gyozas2

PARA LA MASA

  • 150 gr de harina de fuerza
  • 150 gr de harina de trigo normal
  • 160 ml de agua mineral
  • 1 cucharadita de sal

PARA EL RELLENO DE CARNE

  • 70 gr de col
  • 10 gr de cebollino
  • 50 gr de cebolla
  • 150 gr de carne picada de cerdo
  • 120 gr de carne picada de ternera
  • ½ diente de ajo
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • Sal
  • Pimienta negra

PARA EL RELLENO DE VERDURAS

  • 70 gr de col
  • 10 gr de cebollino
  • 50 gr de cebolla
  • 100 gr de zanahoria rallada
  • 50 gr de calabacín rallado
  • 50 gr de brotes de soja germinados
  • ½ diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de sésamo
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Sal
  • Pimienta negra

PARA LA SALSA

  • 25 ml de vinagre de arroz
  • 25 ml de salsa de soja

Y ahora vamos con la elaboración.

Gyozas4Lo primero que haremos será preparar la masa, si no os decidís por comprarla hecha, para ello calentaremos un poco el agua y disolveremos la sal en ella.

Mezclaremos las dos harinas e iremos añadiendo poco a poco el agua hasta conseguir una masa firme e uniforme; comenzaremos mezclando con una espátula y cuando ya vayamos teniendo una masa más firme, comenzaremos a mezclar con las manos hasta tener una bola con la masa.

Haremos un rollo con la masa, lo envolveremos con film transparente y lo dejaremos en la nevera mientras preparamos el relleno.

Lo primero que haremos para ambos rellenos es cocinar la col al vapor hasta que nos quede tierna. En Japón, no suelen cocinarla, sólo la cortan muy fina, pero para mi gusto queda mejor un poco más tierna.

Una vez cocida la col, la cortaremos bien finita. Cortaremos también en trozos bien pequeños el resto de ingredientes.

Mezclaremos los rellenos y sal pimentaremos al gusto. Ojo con la sal, que la soja es bastante salada! Añadiremos la salsa de soja y el aceite de sésamo y mezclaremos bien.

Ahora vamos con el montaje de las Gyozas, sacaremos la masa que hemos puesto en la nevera y la dividiremos en porciones, a mi me salieron aproximadamente unas 40 gyozas, pero lo mejor es que cortéis una porción y veáis si os va bien de tamaño. Enharinamos el mármol o superficie donde vayamos a trabajar la masa y vamos estirando las porciones, con ayuda de un rodillo con forma redonda, si no os queda muy redonda, podéis ayudaros de un aro o plato de café para luego recortarla. Yo suelo separar todas las empanadillas con papel de horno y luego ya las relleno. Una vez las voy preparando, las guardo también en la nevera, mientras hago el resto, ya que la masa es mejor trabajarla bien fría.

Una vez preparadas todas las empanadillas, solo nos quedara rellenarlas, para ello cogemos una cucharada del relleno escogido y la depositamos en el centro de la masa, doblamos la masa por la mitad, mojamos un poco con un dedo el borde de una de las mitades y con cuidado vamos haciendo pliegues con la otra mitad, para conseguir la forma tradicional de las Gyozas; si no os apañáis para doblarlas, podéis hacerlas como las empanadillas tradicionales.

Os recomiendo, igual que con la masa, que una vez vayáis haciendo cada empanadillas las guardéis en la nevera separadas con papel de horno.Gyozas5

Una vez tengáis preparadas todas, separáis las que os vayáis a comer al momento y el resto guardarlas en un tupper separadas con papel de horno en el congelador.

Para hacerlas, sólo tenéis que poner un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio, hasta que se nos dore la base o uno de los lados de la gyoza, ya que, normalmente, sólo se fríe uno para conservar bien su forma. Cuando se nos haya dorado la base de las gyozas, añadimos un poco de agua a la sartén, lo justo para que cubra la base de las gyozas y tapamos la sartén para que se acaben de hacer al vapor; tardaran unos 4 minutos, hasta que se nos evapore el agua.

Si queréis hacer las que tenéis congeladas, sólo tenéis que sacarlas del congelador 15 minutos antes para que se atemperen y el resto igual que si fueran recién rellenadas.

Y ya las tendremos listas para servir. Se suelen tomar acompañadas de una mezcla de vinagre de arroz y soja un poco caliente.

Os puedo asegurar que os va a gustar el resultado, son mucho mejores que las que comeréis en algunos restaurantes y lo mejor es la satisfacción al prepararlas.

¡Espero que os haya gustado la receta y os animéis a probarla!

Gyozas7

Polos de nísperos2

¡Buenos días!

Estoy de nuevo de vuelta, que ya iba tocando y espero estar pronto por aquí  de nuevo con otras recetas que seguro que os gustaran.

NísperosEsta vez os traigo, probablemente, la receta más fácil que tengo en Blog. Esta receta la hice coincidiendo con el reto de Cocinando Sabores de este mes, en el que la cosa iba de polos saludables. Tenía claro que quería participar en el reto y había pensado hacer unos polos con Sandía y menta, que me encanta la combinación y que seguro que acabaré probando, pero cayeron en mis manos estos nísperos y no pude resistirme a probar una receta con ellos.

Esta receta es digna de una #cocinacreativaquickrecipe y es que os llevará más tiempo pelar los nísperos que preparar estos polos, ¡os lo aseguro! Además son muy saludables, porque podéis hacerlos sin ningún tipo de endulzante si vuestros nísperos están bien maduros y, también tenéis la opción de hacerlos veganos, si utilizáis una leche vegetal.

Vamos que todo son ventajas con estos polos, para todos los públicos y gustos y, es que no hay mejor manera de refrescarse de este calor que está cayendo que con un buen polo de frutas.

¿Os animáis a prepararlos?

 

A continuación os indico los ingredientes que necesitaréis:

  • 600 gr de nísperos
  • 60 ml de leche (de la que más os guste, yo utilicé leche de anacardos casera)
  • 1 cucharada de sirope de agave (opcional)

Y ahora vamos con la elaboración.

  1. Lavamos y pelamos los nísperos
  2. Los pasamos por la minipimer o procesadora de alimentos, hasta tener un puré
  3. Colamos el puré de nísperos hasta conseguir un líquido sin grumos. Pero, ¡no tiréis la pulpa! La podéis utilizar para otras recetas, como un bizcocho, un crumble, en un batido de frutas…
  4. Mezclamos el zumo de nísperos obtenido con la leche y el sirope, si decidís ponerle
  5. Rellenamos los moldes de polos y los metemos al congelador durante por lo menos 4 horas, para que se solidifiquen bien ¡listos para disfrutar!

¡Espero que os haya gustado y os animéis a probarla!

Polos de nísperos

Huevos rellenos2¡Buenas tardes!

Ya estoy de nuevo por aquí con una nueva #cocinacreativaquickrecipe y esta vez os traigo una receta facilísima y de lo más resultona, que quedará genial para cualquier cena o comida, como acompañamiento o como un plato más.

Huevos rellenosSe trata de los clásicos huevos rellenos, que se hacen en un momento y te socorren en cualquier momento. Como veis yo los he presentado muy cucos, pero cuando tengo prisa los relleno a mano, sin manga pastelera y sin pasarlos por la minipimer y quedan igual de ricos.

Espero que os animéis a hacerlos y si lo hacéis etiquetadme y utilizad el hashtag, me haría mucha ilusión

Sin más os dejo ya con la receta, espero que os guste.

 

A continuación os indico los ingredientesque necesitaréis:

  • Media cebolla de figueres
  • 6 huevos
  • 2 latas de atún al natural
  • 5 cucharaditas de lactonesa o mayonesa
  • 2 cucharaditas de tomate frito
  • Sal
  • Pimentón picante

Y ahora vamos con la elaboración.

  1. Hervimos los huevos, con cuidado de que no se golpeen en la olla. Hay que dejarlos caer con una cuchara para evitar que se golpeen. Y, como truco para endurecer la cáscara, le podéis hechar un chorrito de vinagre al agua, que ayudará a endurecer la cáscara.
  2. Una vez listos los huevos, aproximadamente unos 10 minutos, dependiendo del tamaño de los huevos, los pasaremos a un bol con agua fría y hielo; esto nos ayudará a que sean más fáciles de pelar.
  3. Pasados 5 minutos, pelamos los huevos con cuidado y los cortaremos por la mitad Huevos rellenos3con un cuchillo bien afilado para que no se rompan y les sacaremos la yema con cuidado
  4. Escurrimos el atún al natural, para sacarle toda el agua que venga; si lo hacéis con atún en aceite, haced lo mismo, ya que sino el relleno os quedará muy líquido
  5. Picamos la cebolla bien y reservamos
  6. Desmigamos un poco las yemas y las mezclamos con el atún, la cebolla, la lactonesa o mayonesa y el tomate frito y sazonamos con la sal y el pimentón al gusto.
  7. El siguiente paso, si tenéis prisa lo podéis obviar. Yo pasé la mezcla por la minipimer para que quedara bien fina y la introduje en una manga pastelera
  8. Y ya sólo nos quedará rellenar los huevos

¡Espero que os haya gustado y os animéis a probarla!

Huevos rellenos4

Brownblondie3

¡Buenos días!

Ya estoy de nuevo por aquí, esta vez coincidiendo de nuevo con la reto de Cocinando Sabores, que ya sabéis que me encantan sus retos. Esta vez la cosa va de Brownies y yo no podía fallar, porque me encantan en todas sus variedades.

Hasta hace dos semanas no acababa de decantarme por el tipo de receta que probar, ya que no sabía si decantarme por una versión más sana o por una pecaminosa, de esas que te quitan el antojo de un plumazo; así que, como no me decidía, hice una encuesta por stories y la receta pecaminosa, fue la ganadora sin duda. Si bien, prometo que más adelante compartiré una más sana para que haya para todos los gustos.

Brownblondie5Una vez tomé la decisión, la verdad es que tenía bastante claro como iba a ser mi Brownie pecaminoso y es que ya hacía tiempo que le daba vueltas a la idea de hacer un mix de Brownie y Blondie sin gluten; que, para que los que no lo sepáis un Blondie es un Browbie con chocolate blanco, una bomba vamos.

Ya puestos a hacer pruebas, quería probar a poner diferentes tipos de frutos secos, no sólo nueces y, encima, todo sin gluten, un reto vamos.

La verdad es que después de hacer la receta cambiaría varias cosas. De entrada, en lugar de utilizar azúcar de coco en el Blondie utilizaría azúcar blanco, porque así se ve más la diferencia de color, ya que con el azúcar de coco se tinta bastante la base, ya os he modificado las cantidades para hacerlo con azúcar blanco.

Tampoco intentaría hacer dibujos, probablemente, hubiera mirado de poner una capa de cada color, ya que se diferenciarían más colores, pero esta ya es cuestión de gustos.

En definitiva, haría varios cambios, pero son cambios más estéticos que otra cosa, porque el resultado fue buenísimo y tuve que repartir el resto para no comérmelo entero, que no tengo fin con estas cosas, hasta que me sientan mal…

Sin más os dejo ya con la receta, espero que os guste.

A continuación os indico los ingredientes que necesitaréis:Brownblondie6

  • PARA EL BROWNIE
    • 2 huevos
    • 75 gr de mantequilla
    • 75 gr de chocolate negro
    • 90 gr de azúcar de coco
    • 80 gr de harina de maiz
    • 1 cucharadita de levadura
    • 75 gr de nueces
  • PARA EL BLONDIE
    • 2 huevos
    • 65 gr de mantequilla
    • 75 gr de chocolate blanco
    • 70 gr azúcar blanco
    • 80 gr de maicena
    • 1 cucharadita de levadura
    • 20 gr de avellanas
    • 25 gr de pistachos pelados, sin sal
  • PARA DECORAR
    • 30 gr de chocolate negro
    • 30 gr de chocolate blanco

Y ahora vamos con la elaboración.

Lo primero que haremos será poner a precalentar el horno a 175 grados con calor arriba y abajo sin ventilador.

A continuación nos pondremos con el Brownie. Lo primero que haremos será fundir el chocolate y la mantequilla en el microondas, con cuidado de que no se nos queme, es mejor hacerlo de 30 segundos en 30 segundos e ir removiendo. Una vez fundido lo dejamos templar

BrownblondieBatiremos bien los dos huevos, hasta que doblen su volumen y les incorporaremos la harina y la levadura, previamente tamizadas, con movimientos envolventes, para que no pierda mucho aire la masa.

Mezclaremos el azúcar de coco con el chocolate y la mantequilla fundidos hasta que se integren e incorporaremos las nueces, que habremos picado un poco previamente.

Mezclaremos ahora la masa de los huevos y la del chocolate poco a poco y con movimientos envolventes hasta conseguir una masa homogénea y reservaremos.

Ahora vamos con el Blondie. Los pasos son los mismos, pero para fundir el chocolate blanco con la mantequilla prefiero hacerlo al baño maría, ya que el chocolate blanco se quema con mucha facilidad. Una vez fundidos, el chocolate y la mantequilla, lo reservaremos y dejaremos templar.

Batiremos bien los dos huevos, hasta que doblen su volumen y les incorporaremos la maicena y la levadura, previamente tamizadas, con movimientos envolventes, para que no pierda mucho aire la masa.

Mezclaremos el azúcar blanco con el chocolate y la mantequilla fundidos hasta que se integren e incorporaremos los pistachos y las avellanas, que habremos picado un poco previamente.

Mezclaremos ahora la masa de los huevos y la del chocolate poco a poco y con movimientos envolventes hasta conseguir una masa homogénea.

Brownblondie4Con esto ya tendremos lista la masa, así que prepararemos el molde; yo utilicé uno redondo de 22 cm y lo cubrí bien con spray antiadherente y papel de horno, para facilitar el desmoldado.

Sólo nos faltará volcar la masa, para ello yo fui echando cucharadas de las dos masas intentando crear un pastel tipo cebra, pero cómo veis el color quedo muy uniforme, así que yo hubiera hecho dos capas diferenciadas.

Y con esto ya lo tendremos listo para el horno, tardará unos 40 minutos aproximadamente en estar listo, dependiendo de vuestro horno; recordad que el Brownie no tiene que quedar como un bizcocho, ya que el interior tiene que estar un poco húmedo.

Una vez listo, lo dejaremos enfriar 10 minutos fuera del horno en el molde y pasado ese tiempo lo pasaremos a una rejilla para que enfríe completamente.

Para servirlo, lo decoré con un poco de chocolate negro y blanco fundido por encima y acompañado de unas fresas.

¡Espero que os haya gustado y os animéis a probarla!

Brownblondie8

Mermelada de fresa casera

¡Buenas tardes!

A la vista del éxito que tuvo la última receta, hoy os traigo otra #cocinacreativaquickrecipes que ya os compartí por Instagram y que os gustó mucho.

Mermelada de fresa casera3

Se trata de la mermelada de fresas con cero azucares y químicos, ya que la endulzamos con miel o sirope de agave (opción vegana) y para conseguir la textura más gelatinosa o espesa utilizaremos chía.

Os aseguro que no echareis en falta el azúcar y mas ahora que estamos en época de fresas y están muy dulces.

Si os animáis a probarla compartirla conmigo, utilizad el hashtag y etiquetadme para que pueda ver vuestras creaciones, que me hace muchísima ilusión.

A continuación os indico los ingredientes que necesitaréis:

  • 300 gr de fresas, intentad que estén maduras para que la mermelada sea más dulce
  • 3 cucharadas de miel de flores o sirope de agave
  • 1 cucharada y ½ de semillas de chía
  • El zumo de un limón

Y ahora vamos con la elaboración

  1. Mermelada de fresa casera6Lavamos y cortamos las fresas en pequeños trozos
  2. Ponemos las fresas lavadas con la miel y el zumo de un limón en una cazuela a fuego medio y vamos removiendo hasta que comience a espesar la mermelada y los trozos se vayan haciendo puré; esto os llevará más o menos unos 20 minutos
  3. Retiramos del fuego y añadimos las semillas de chía y removemos
  4. Pasamos la mermelada a un tarro y dejamos atemperar en un tarro
  5. Una vez atemperada la mermelada, introducimos el tarro cerrado a la nevera y dejamos reposar al menos 12 para consumirla, para que quede más espesa

¡Espero que os guste y os animéis a probarla!

Mermelada de fresa casera7

Garbanzos especiados6

¡Buenas tardes!

Garbanzos especiados4Ya estoy de nuevo por aquí, esta vez de manera más breve de lo habitual y, es que el otro día hice una encuesta por stories, sobre si os gustaría que colgara por aquí las recetas que os comparto a veces por Instagram, para facilitar su búsqueda y la respuesta fue un rotundo sí.

Así que bajo el hasthag #cocinacreativaquickrecipes os iré compartiendo este tipo de recetas y os la iré compartiendo también por aquí como una nueva categoría.

Espero que os guste la idea y si os animáis a hacer alguna de ellas, etiquetadme y utilizad el hashtag para que pueda verlas!

Para estrenar esta sección os traigo uno de mis snacks favoritos, facilísimos de hacer y que podréis tener listos en un periquete, ¿os animáis a probarlos?

A continuación os indico los ingredientesque necesitaréis:Garbanzos espeaciados3

  • Un bote de garbanzos cocidos (300 gr aproximadamente)
  • 1/8 cucharada de pimienta negra
  • 1/4 de cucharada de pimentón dulce
  • 1/8 de cucharada de pimentón picante
  • 1 pizca de ajo en polvo
  • 1/ cucharada de cúrcuma

Y ahora vamos con la elaboración.

1)  Precalentamos el horno a 160 grados con calor arriba y abajo

2)  Escurrimos los garbanzos y los secamos bien. Pero no desechéis el líquido! que lo podéis utilizar; sino sabéis con qué echarle un vistazo al IG de @healthykaty.esque tiene una mousse vegana de aquafaba y chocolate que tiene que estar tremenda

3)  Espolvoreamos los garbanzos con las especies hasta que queden bien rebozados y listos para el horno

4)  Disponemos los garbanzos sobre un papel de horno en una bandeja y los introducimos en el horno, que habíamos precalentado

5)  Dejamos que se vayan dorando durante 15 minutos, aproximadamente. Tendréis que ir moviéndolos de vez en cuando para que no se os quemen. Tienen que quedar un poco crujientes, pero ojo con que no os queden muy secos

¡Espero que os guste y os animéis a probarla!

 

Garbanzos especiados 3

Granola casera con frutas10

 

¡Buenos días!

Y esta vez más pronto de lo esperado, pero la ocasión lo merece y, es que Cocinando Sabores estrena nuevo reto.

Como ya os he contado alguna vez y, como sabréis si seguís mi Instagram, intento sumarme siempre que puedo a sus retos. Me parecen una ocasión buenísima para compartir recetas muy conocidas, pero hechas en casa y muchísimo más sanas que si compramos el producto final. Además es todo un gustazo abrir Instagram el día del reto y verlo repleto de la receta en cuestión.

Granola casera con frutas5Ya me he unido a varios de sus retos, con los Petit Suisse caseros, patatas chips, magdalenas y he llegado a alguno un poco tarde, como la crema de avellana casera, que tengo pendiente mejorar y compartir con vosotros.

En esta ocasión, la cosa va de Granola y aunque ya os he compartido una receta, decidí hacer una nueva versión para este reto y el resultado fue muy bueno, así que os comparto la nueva receta también.

Como sabréis, soy celíaca y me encantan los cereales, pero ahora lo tengo más complicado para comerlos, porque hay poca variedad de cereales sin gluten y que me gusten. Hasta que encontré una avena sin gluten y me decidí a probar a hacer la Granola casera, ahí encontré la solución a mis problemas y, es que es facilísima de hacer, admite mil combinaciones y el resultado no tiene nada que envidiarle a los cereales comerciales.

Y vosotros ¿habéis probado alguna vez a hacer Granola casera? Si la respuesta es no, ya estáis tardando!! Así que vamos a ponerle solución y os dejo con una nueva receta de Granola Casera.

A continuación os indico los ingredientes que necesitaréis:

Granola casera con frutas3

  • 200 gr de avena (sin gluten)
  • 60 gr de avellanas
  • 50 gr de almendras laminadas
  • 60 gr de pasas sultanas
  • 70 gr de nueces
  • 30 gr de pipas de calabaza
  • 30 gr de mango deshidratado
  • 15 gr de manzana deshidratada
  • 100 gr de miel o sirope de ágave
  • 3 cucharadas de semillas de sésamo
  • 2 cucharadas de chía
  • 2 cucharadas colmadas de chocolate en polvo
  • 1 puñado de nibs de chocolate

Y ahora vamos con la elaboración.

Lo primero que vamos a hacer es poner a precalentar el horno con calor arriba y abajo a 150 grados.

Ahora vamos a preparar la mezcla. Si los frutos secos no los queréis enteros los podéis partir un poco, sino los podéis poner enteros.

Granola casera con frutas7

Calentaremos unos segundos la miel o el sirope de agave al microondas para qu

e quede más liquida/o y la/o mezclaremos con el chocolate en polvo, hasta tener una mezcla homogénea.

En un bol mezclaremos todos los ingredientes, excepto las pasas, el mang deshidratado, la manzana deshidratada y los nibs de chocolate, y luego añadiremos la mezcla de miel/sirope y chocolate y mezclaremos bien.

Una vez tengamos todo mezclamos, cubrimos una bandeja para horno con papel de horno y ponemos la mezcla encima bien extendida. Introducimos la bandeja en el horno que hemos calentado previamente durante 15 minutos, aproximadamente, hasta que la mezcla se comience a dorar. Tenéis que ir vigilándola e ir moviéndola para que no se queme.

Una vez lista, añadiremos las pasas, el mango, la manzana y los nibs de chocolate y mezclaremos bien y dejaremos enfriar, completamente.

Una vez fría la granola la podéis guardar en varios botes herméticos, porque se conserva crujiente bastante tiempo.

¡Espero que os guste y os animéis a probarla!

Granola casera con frutas9

Quiche de espinacas5

¡Buenas tardes!

Ya estoy de nuevo de vuelta por aquí, esta vez con otra receta salada, aunque se os haga extraño.

Esta receta fue totalmente improvisada, ya que tenía unas espinacas en la nevera que se estaban poniendo feas y que tenía que gastar ya, así estuve pensando en recetas para gastarlas y pensé en una quiche que hacía muchísimo que no hacía.

Quiche de espinacas3Me encantan las quiche, de hecho tengo varias recetas es en el Blog, os dejo por aquí y aquí las otras. Me parece una receta sencillísima de hacer y el resultado es buenísimo. Además si sois amantes del queso ¡es un imprescindible si no la habéis probado!

Se trata de una receta de origen francés de la zona de Lorena, que en origen no llevaba queso, de hecho sus ingredientes eran solo la nata, el huevo y una pasta brisa; pero con los años se ha ido extendiendo su receta y han aparecido mil variaciones. Yo siempre le pongo queso, de uno u otro tipo, y me gusta más hacerla con hojaldre porque con la masa brisa me parece que queda muy dura, pero eso ya va a gustos

En esta ocasión quise hacer una receta solo vegetariana, pero creo que le hubiera quedado muy bien ponerle un poco de panceta bien crujiente o algún fruto seco, como piñones; tendré que volver a hacerla y probarlo.

La verdad es que la base de esta receta (hojaldre, huevos y nata) admite muchísimas opciones posibles, de hecho estoy pensando que incluso podría hacerse una dulce… vaya idea se me está ocurriendo mientras escribo, esto acaba en receta fijo.

Por cierto, hablando de recetas, ya probé la cheesecake que os comentaba en el anterior post, la de cheesecake japonés y creo que oficialmente le he puesto fin a mi aversión por los cheesecakes, no sabéis lo buena que quedó… de verdad, una maravilla; aunque viniendo la receta de dónde venía el resultado no podría ser malo. No sé si os interesaría que compartiera la receta, teniendo en cuenta que la hecho siguiendo otras recetas, pero si os interesa decídmelo por aquí y la comparto en otro post.

Ahora ya sí os dejo con la receta de esta quiche.

A continuación os indico los ingredientes que necesitaréis:

Quiche de espinacas4

  • 160 gr de queso emmental rallado
  • 90 gr de queso azul
  • 4 huevos
  • 400 ml de nata
  • 200 gr de espinacas frescas
  • sal
  • Pimienta negra
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • 1 placa de hojaldre (sin gluten)

Y ahora vamos con la elaboración.

Lo primero que haremos es precalentar el horno a 175 grados arriba y abajo.

Después, trocearemos un poco el queso azul para poder repartirlo bien por toda la quiche.

Lavamos bien las espinacas y las secamos bien con un paño o un trapo de cocina. Si las utilizáis congeladas, mirar de sacarlas un poco antes de hacerlas, para que se descongelen y ya está, no hace falta que las lavéis , simplemente, intentad que no queden muy húmedas.

Troceamos las espinacas en trozos pequeños, para que nos sean fáciles de repartir; con cortarlas un poco es suficiente.

Quiche de espinacas2

Batimos los huevos y añadimos la nata, los quesos y las espinacas y mezclamos bien.

Salpimentamos la mezcla al gusto, a mi me gusta ponerle un puntito de pimentón picante porque le da un poco de gracia, pero si no os gusta el picante lo podéis obviar.

Preparamos el molde para el horno, para ello, ponemos un poco de spray antiadherente o mantequilla untada y con papel para horno encima.

Extendemos la base de hojaldre sobre el molde. La base tiene que subir por los laterales del molde y, pinchamos la base con un tenedor para que no se hinche mucho.

Rellenamos el hojaldre que hemos preparado con la mezcla y horneamos durante unos 35 minutos aproximadamente o hasta que veáis que la superficie se comienza a dorar.

Una vez hecha, dejar templar un poco antes de hincarle el diente; aunque tengo que deciros que es una receta que mejora con el paso de las horas y si la tomais un dia después de hacerla está mucho más rica.

¡Espero que os guste y os animéis a probarla!

Quiche de espinacas6