Fissler

¡Buenas tardes!

Cuanto tiempo sin pasar por aquí y la de recetas que tengo pendientes de iros compartiendo, pero la de hoy no podía dejarla pasar más, porque en casa nos encantó y es facilísima de hacer gracias a esta maravillosa olla.

Hace unas semanas pude acudir, gracias a Fissler a una Masterclass con Rafa, a quién sigo desde hace tiempo en Instagram y me encantan sus recetas. Si no lo conocíais, cosa que dudo, os animo a seguirlo su cuenta es @rafuel55

En la Masterclass nos hablaron sobre las ollas a presión en general y como deberían utilizarse y sobre la marca Fissler, una marca que tiene una gran trayectoria y que desarrolló su primera olla a presión hace ya 50 años y su diseño ha ido evolucionando hasta llegar a la nueva generación de Vitavit, que es la que podemos encontrar ahora en el mercado y con la que trabajamos en la Masterclass. La olla a presión es, probablemente, de lo más conocido de la marca, pero tienen una gran variedad de ollas y cazuelas, todas ellas de una calidad increíble.

Pero volviendo al tema de las ollas a presión, aprendí muchísimo sobre su utilización y me di cuenta que desconocía, totalmente, como se debe utilizar. Las ollas a presión solían ser una “herencia” que pasaba de padres a hijos, sin manual de instrucciones y, es que lo poco que nos decían es que había que esperar a que la válvula pitase y, entonces, comenzar a contar el tiempo de cocción y, pasado el tiempo, sacábamos toda la presión y listos. Y, que equivocados estábamos, que pite la válvula es un indicativo de que la olla no está funcionando correctamente, que tiene mucha presión y lo que hay que intentar es que la válvula no llegue a pitar y que la presión se mantenga más o menos a la mitad. Y, al acabar, habría que dejar que la presión salga, naturalmente, ya que si lo forzamos nosotros con la presión también sacamos parte del sabor concentrado, así que lo correcto sería apagar el fuego y esperar a que la presión salga sola.

Estos dos consejos marcan la diferencia en el resultado, os lo aseguro. Pero, obviamente, la olla no hace todo el trabajo y, si previamente, tenemos un buen sofrito, luego se nota muchísimo en el resultado. Asimismo, aunque la olla a presión nos reduce considerablemente el tiempo, no deberíamos cerrarla y olvidarnos, sino que hay que ir vigilando el estado de la presión con la válvula, para que como os decía, sea equilibrado.

Fissler2¿Os he descubierto algún truco? Espero que sí, yo la verdad que aprendí muchísimo y ahora que sé cómo sacarle todo el uso, aún le estoy dando más utilidad. Además esta olla me encanta, por su tamaño, ya que la mayoría suelen ser más grandes y para dos personas ésta es ideal.

Lo que también me ha gustado mucho es su cierre, encaja a la perfección y al tener el indicador con los colores, te aseguras que está cerrada correctamente. Además, se limpia muy fácilmente, si la dejas enfriar y luego le das un poco de agua templada, sale toda la suciedad perfectamente, sin frotar; y la ventosa de la tapa, se puede desmontar para poder limpiarlo todo con mayor facilidad.

Con todo lo que os he dicho, si no os he convencido para haceros con una de estas ollas, seguro que con esta receta os convenzo; así que no me enrollo más y os dejo con los ingredientes que necesitareis:

  • 750 gr de carne de ternera troceada sin nervios ni grasa
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 4 patatas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Tomillo
  • Albahaca
  • 2 cucharadas de carne de ñora
  • Azáfran
  • ½ de vino tinto
  • ½ vaso de caldo de pollo
  • 1 hoja de laurel
  • Agua filtrada o caldo de verduras

Y, ahora os dejo con la elaboración.

Lo primero que haremos será cortar la cebolla en pequeños trozos y la pocharemos a fuego bajo en la olla, con un buen chorro de aceite de oliva, también la salaremos y bañaremos con un poco del caldo de pollo.

Mientras se pocha la cebolla aprovecharemos para pelar y cortar la zanahoria en pequeñas rodajas y las patatas a cuartos, más o menos. Las patatas nunca hay que cortarlas del todo, hay que chascarlas; para ello, introducimos el filo del cuchillo y acabamos de romper la patata con las manos. Para que veáis bien como se hace, grabé un vídeo de toda la preparación y os lo he dejado colgado en mi IGTV de Instagram. Cortando las patatas de esta manera, conseguiremos que las patatas suelen todo el almidón mientras se hace el guiso y así nos quedará más espeso.

Si, mientras pochamos la cebolla, se va quedando más seca le iremos añadiendo caldo de pollo, para que se nos quede bien pochada la cebolla.

Una vez pochada la cebolla, le añadiremos la zanahoria y la sofreiremos durante unos minutos. Cuando se haya sofrito un poco la zanahoria y ablandado, le añadiremos la carne de ñora y las dos hojas de laurel y sofreiremos 2 o tres minutos mal.

Salpimentaremos la carne y la añadiremos a la olla; subiremos el fuego para que se nos dore la carne, sin que llegue a hacerse por dentro, sólo queremos que se dore. Una vez la carne esté dorada, le añadiremos el vino tinto y esperaremos hasta que se evapore el alcohol y casi todo el líquido.

Una vez se haya evaporado el alcohol, le añadiremos las patatas, rectificaremos de sal y añadiremos un poco de tomillo, albahaca y azafrán.

Cubriremos la carne con agua templada o caldo de verduras, sólo hasta que cubra la carne, con cuidado de no llegar al máximo. Es importante que el agua o caldo que añadamos esté a una temperatura similar al contenido de la olla, para que no haya cambios bruscos de temperatura.

Cerraremos la olla, asegurándonos de que quede bien sellada y subiremos el fuego al máximo hasta que la presión esté más o menos a la mitad, momento en el que bajaremos el fuego al mínimo y dejaremos cocer durante 30 minutos.

Pasado ese tiempo, pararemos el fuego y esperaremos a que baje del todo la presión para abrir la olla y ya lo tendremos listo.

Si el estofado os queda muy caldoso, no tiréis el caldo que os quede, es ideal para hacer un arroz, os quedará delicioso.

¡Espero que os haya gustado la receta y os animéis a probarla!

Fissler3

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: