Risotto de setas y otras reflexiones



¡Buenos días!
De nuevo me paso por aquí para traeros una nueva receta, que si vistéis mi Instagram la semana pasada sabréis cuál es su ingrediente estrella: las setas. Y, es que si algo me encanta del Otoño es que llega la temporada de setas. Durante el resto del año se pueden encontrar en algunas tiendas, pero siempre es más complicado encontrarlas y con tanta variedad.
La pasada semana cuando fui a hacer la compra y en el supermercado, ya tenían un montón de tipos y en grandes cantidades, así que no me pude resistir y llevarme unas cuantas. La verdad, es que las cogí sin pensar siquiera en qué receta hacer, pero cuando llegué a casa y me puse a mirar qué podía hacer, me decanté por este riquísimo risotto, que aún no había compartido con vosotros y eso no podía seguir así.
Sé que el risotto es un poco laborioso y entretenido, pero vale la pena hacerlo de vez en cuando, porque el arroz queda muy meloso,  y las setas le dan muchísimo sabor.
Tendría que haberos subido la receta el domingo, pero después de los acontecimientos del día, la verdad que no tuve ganas suficientes como para ponerme a acabar la entrada. No voy a entrar en temas políticos, ni voy a inclinarme hacia ningún bando, pero a estas alturas en pleno siglo XI, en un estado que se supone democrático y de derecho, me parece realmente lamentable tener que ver las represalias violentas y desproporcionadas que se han tomado contra personas que se manifiestan de manera pacífica; y dejando de lado la actitud que han tomado ambos bandos, me parece lamentable que como siempre lo acabe pagando el pueblo. No voy a entrar mucho más en el tema, porque luego todo se malinterpreta, pero no podía dejar de comentarlo.



Ahora ya sí, os dejo con los ingredientes  de esta receta que estoy segura que os va a encantar.
 
v 230 gr de champiñones
v 110 gr de gírgolas
v 90 gr de shitake
v 130 gr de champiñones Portobello
v ½ l de caldo de pollo o verduras
v ½ de agua mineral
v 60 gr de cebolla (1 cebolla aproximadamente)
v 1 ajo negro
v 60 gr de mantequilla sin sal
v 225 gr de arroz redondo
v 125 ml de vino blanco
v Sal
v Pimienta blanca
v Nuez moscada
v 85 gr de parmesano rallado
Y ahora vamos con la elaboración.
Lo primero  que vamos a hacer es poner el caldo junto con el agua en una olla a fuego bajo para que se vaya calentando. Utilizo mezcla de caldo y agua para que no le quite mucho el sabor a las setas, pero si ponéis un caldo suavecito podéis utilizar sólo  1 litro de caldo, sin añadir el agua. Es importante que el caldo lo tengamos caliente y lo mantengamos así para ir añadiéndolo al arroz, ya que sino le cortamos la cocción.
Lo siguiente que vamos a hacer es lavar bien las setas y las laminarlas. Trocearemos la cebolla y picaremos también el ajo; si no tenéis ajo negro, podéis utilizar ajo blanco, pero el negro le da un poco de sabor sin repetirse ni destacar sobre el resto de sabores.
Con esto ya podremos comenzar con el arroz, lo primero que haremos será poner una olla con la mitad de la mantequilla a fuego medio. Una vez fundida la mantequilla, añadiremos el ajo y cuando se haya sofrito un poco, añadiremos la cebolla y bajaremos un poco el fuego para que se vaya pochando poco a poco.
Una vez pochada la cebolla, pondremos de nuevo el fuego medio e iremos añadiendo las setas; yo puse primero los champiñones y una vez se había evaporado la mayoría del agua, añadí los portobello e igual con el resto, para así evitar que se cocieran las setas si las ponía todas juntas, ya que sueltan muchísima agua.
Una vez se haya evaporado toda el agua de las setas y comienzan a dorarse un poco, reservamos la mitad de las setas en un plato y, añadimos el arroz con el resto de setas, removiendo continuamente para que no se pegue ni queme, durante unos 4 minutos, aproximadamente.
Pasado el tiempo, vertemos el vino blanco y removemos bien hasta que se evapore, momento en el que ya podemos comenzar a añadir el caldo poco a poco, removiendo continuamente, para que no se nos pegue al fondo. Es importante ir añadiendo poco a poco el caldo, para no pasarnos.
Tardará más o menos unos 13 minutos en estar listo el arroz, pero lo mejor es que lo vayáis probando para dejarlo justo en el punto que os guste, aunque yo os recomiendo que lo dejéis un poco al dente.
Una vez tengáis el arroz listo, añadís el resto de mantequilla y la mitad de las setas que habíamos reservado y el parmesano rallado, removemos, tapamos la olla y lo dejaremos reposar 5 minutos antes de servir.
Para servirlo, yo lo puse en un aro con parte de las setas que habíamos reservado y un poco de queso parmesano por encima.
¡Espero que os guste y os animéis a probarla!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s