Cookies de chocolate blanco sin gluten


¡Buenos días!
¿Cómo se plantea la vuelta a la rutina? La mía comienza mañana y aún no lo tengo asumido, me está costando hacerme a la idea de volver a la rutina. Ahora bien, el tiempo está poniendo de su parte para que nos olvidemos rápidamente del veranito, y es que aunque no ha llegado todavía, parece que el otoño está a la vuelta de la esquina.
Para endulzar un poco la vuelta a la rutina hoy os traigo una nueva receta dulce, que, últimamente, no hay quién me saque de los dulces.
Si habéis leído alguna vez mi blog, sabréis que tengo muchas obsesiones culinarias y una de ellas son las cookies, especialmente, las de chocolate blanco me pirran, son mi perdición. Que me encantan los dulces, es una obviedad, pero si hay una cosa a la que me cuesta resistirme son las cookies blanditas y con tropezones de chocolate.
Como ya os contaba en otra receta mi obsesión comenzó con las cookies de Starbucks de chocolate blanco y nueces que están tremendas, pero la verdad es que no le hago ascos a otras cookies, para que nos vamos a engañar.
Esta vez quería probar a hacer unas cookies sin gluten para que los celíacos también las disfruten, pero con lo que me está costando conseguir buenos resultados con las recetas sin gluten, últimamente, no tenía muchas esperanzas, la verdad. Si bien, el resultado fue estupendo, os recomiendo que las probéis tanto si sois celíacos como no, están riquísimas.
Ahora bien, para los trocitos de chocolate os recomiendo que compréis un buen chocolate blanco y lo cortéis vosotros, porque, normalmente, está mucho más rico que las pepitas que compramos ya preparadas, y además así podéis hacer más grandes los trocitos.
Y si queréis un consejo, justo antes de tomarlas calentarlas unos segundos (no más de 15 al microondas), ya veréis la diferencia… el chocolate de ablanda un poco o están más blanditas ¡una delicia!
No me enrollo más y os dejo con la receta.


INGREDIENTES

v 105 gramos de mantequilla pomada
v 60 gr de harina de mijo
v 55 gr de harina de maíz
v ¼ cucharadita de levadura
v 115 gr de azúcar moreno
v 1 huevo
v 170 gr de chocolate blanco cortado en trocitos


ELABORACIÓN

1)    Batir el huevo
2)    Tamizar la harina y la levadura
3)    Cortar el chocolate blanco en trocitos
4)    Batimos el azúcar moreno con la mantequilla, hasta que blanquee un poco
5)    Añadir a la mezcla el huevo y mezclar de nuevo
6)    Ir añadiendo poco a poco las harinas y la levadura, previamente tamizadas, hasta que se integren completamente en la mezcla
7)    Añadir los trocitos de chocolate a la mezcla y lo mezclamos todos.
8)    Cubrimos el bol con un poco de papel film y lo metemos en la nevera durante 30 minutos al menos
9)    Precalentamos el horno a 180 grados
10)      Una vez tenemos el horno caliente, hacemos bolitas con la masa que habremos enfriado y las vamos poniendo sobre un papel de horno en la bandeja del horno. 
11)      Al colocar las bolitas tenéis que ponerlas un poco separadas, porque crecen bastante. Antes de meterlas al horno las aplastáis un poco con la palma de la mano y ya estarán listas para ir al horno
12)      Tardaran en hacerse más o menos 12 minutos, no tienen que dorarse mucho ya que nos tienen que quedar blanditas
13)      Al sacarlas del horno, primero las dejaremos templar unos minutos sobre la bandeja del horno y luego las pasamos con cuidado a la rejilla para que se enfríen totalmente y ya estarán listas para comer

¡Espero que os guste y os animéis a probarla!


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: