Polvorones sin gluten


¡Buenos días!
¿¿Ya tenéis activado el espíritu navideño?? ¡Yo si! Me encantan las navidades y las bombas navideñas. Con bombas navideñas me refiero a esas comidas y postres típicos de estas fechas que digamos que atentan contra la operación bikini del verano, pero que oye están riquísimos, para que nos vamos a engañar. Así que cada año caigo y me pongo a tono con las comidas, pero bueno luego ya haremos balance en los meses que quedan hasta el verano.
Mi perdición, en cuanto a postres se refiere, son los turrones y los polvorones. Los turrones… sólo de pensar en ello me acuerdo del Suchard y, es que cada año soy la loca que compra Suchard, arraso con él nada más aparece en los supermercados, cada vez más pronto, por cierto. A todo esto, si no habéis probado a hacer nunca vuestro propio turrón no sabéis qué error habéis cometido… así que para solucionarlo os dejo aquí el enlace a la receta.
Al caso, que me voy por las ramas y nunca acabo; os hablaba de los dulces y los turrones y polvorones, pues otra de mis pasiones son los polvorones. Los polvorones, me encantan también, aunque no los consuma con tanta asiduidad como el turrón; pero el problema que se me planteaba este año es que por unos problemas con el estómago no podía comerlos al llevar gluten… ¡horror! El caso es que me puse como loca a buscar harinas sin gluten y me dispuse a probar recetas; bueno mi intención era probar recetas, pero la verdad es que a la primera me quedaron mmmmmmm, con eso os lo digo todo. No llevan harina de trigo, pero nada tienen que envidiarle a los polvorones o mantecados tradicionales, os lo aseguro; incluso diría que parecen más ligeros (esto puede que sea cosa mía para convencerme que engordan menos…)
Así que si os gustan los polvorones, os recomiendo probar éstos, aunque no seáis intolerantes al gluten están riquísimos, igualmente. 
Con esta receta doy el pistoletazo de salida a las Navidades, seguiré probando más recetas sin gluten típicas de Navidad y con suerte, si salen bien, os voy enseñando más por aquí.
¡Felices fiestas!




INGREDIENTES

v 125 gramos de almendra molida
v 125 gramos de harina fina de maíz
v 150 gramos de harina de arroz
v 200 gramos de azúcar glasé
v 140 gramos de manteca de cerdo o de cacao
v Canela


ELABORACIÓN

1)   Precalentar el horno a 140° con calor arriba y abajo
2)   Una vez caliente el horno, sobre una bandeja para horno, extendemos  la almendra molida, la harina de maíz y la harina de arroz y las introducimos al horno para que se tuesten durante 10 minutos, yo las mezclé un poco al principio y a mitad del tiempo, para que se tostaran bien
3)   Una vez pasados los 10 minutos sacamos la bandeja y dejamos templar. El horno lo dejamos encendido
4)   Tamizamos el azúcar glasé y una cucharada de canela
5)   Una vez hayan templado las harinas las mezclamos con el azúcar y añadimos la manteca. Aquí hay que tener paciencia porque cuesta un poco hacer una masa, pero al final se consigue
6)   Extendemos la masa sobre el mármol, que habremos enharinado un poco. Al extenderla, es posible que se os hagan grietas, hay que ir trabajándola con las manos para que se quede lisa.
7)   Yo no quería hacer los polvorones muy gorditos, así que extendí la masa hasta una altura de menos de 1 cm, pero eso ya va a gustos.
8)   Una vez extendida la masa, cortamos con un cortador de galletas o con un vaso los polvorones y los vamos disponiendo con mucho cuidado sobre la bandeja del horno, que habremos forrado con papel para horno. Si os sobran pedacitos de masa, podéis juntarlos y extender de nuevo para hacer más polvorones, aquí no se tira nada…
9)   Una vez tenemos todos los polvorones listos, metemos la bandeja al horno, que ya teníamos caliente, y los dejamos cocer durante 12 minutos aproximadamente. Tenéis que vigilar que no se os tuesten mucho, cuando comiencen a tostarse ya los podéis retirar
10) Dejamos templar, un poco los polvorones fuera del horno sobre la bandeja unos 5 minutos y luego los traspasamos con mucho cuidado a una rejilla y, los dejamos enfriar totalmente

11) Una vez fríos, sólo faltará espolvorear un poco de azúcar glasé y canela por encima. Yo le puse dos cucharadas de azúcar glasé y una de canela y los espolvoreé con un colador por encima

Veréis que son un poco delicados, ya que se rompen con facilidad, yo para transportarlos utilicé una lata de galletas y dentro le puse capas de papel vegetal entre cada hilera de polvorones.
¡Espero que os haya gustado la receta y os animéis a probarlos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s