Pan sin amasado


Estoy de nuevo de vuelta, hoy os traigo una receta facilísima y que os sacará de un apuro en más de una ocasión. Se trata de un pan casero muy fácil, sin casi amasado. Como veréis en las imágenes en esta ocasión lo he hecho en dos barras, pero se puede hacer una hogaza también y le podéis añadir otras semillas o tipos de harina.

INGREDIENTES

v 200 gr de harina de fuerza
v 100 gr de harina integral
v 15 gr de levadura fresca
v 150 ml de agua
v Aceite virgen extra
v Semillas sésamo
v Sal
v Finas hiervas

ELABORACIÓN

1)   Calentar el agua en el microondas unos 30 segundos y disolver la levadura en el agua templada. Añadir también una cucharada de aceite.
2)   Mezclar el agua con la levadura a las harinas y un puñado de semillas se sésamo
3)   Mezclar bien hasta conseguir una masa homogénea que no se nos pegue a las manos. Yo normalmente comienzo mezclando con una espátula de madera hasta que la masa es menos pegajosa y al final con las manos.
4)   Ahora ya estamos listos para meter el pan al horno. Aquí lo mejor sería poner la masa en una bandeja para horno de pirex con tapa, pero si no tenéis podéis hacerlo con cualquier bandeja, yo en este caso utilicé una bandeja de pirex sin tapa. Lo  importante es untar bien la base con un poco de aceite para que no se nos enganche el pan y luego ya podemos poner la masa con la forma que hayamos escogido
5)   Hacemos unos pequeños cortes en la superficie con un cuchillo afilado (no tienen que se muy profundos); y yo por encima le puse unas chorritos de aceite, sésamo, finas hiervas y un poco de harina
6)   Ahora cubrimos la bandeja con la tapa o sino tenéis con un poco de papel de plata y nos vamos para el horno
7)   No me he vuelto loca, no he precalentado el horno porque mientras se calienta la masa del pan irá subiendo en el horno. Metemos la bandeja al horno y ponemos calor arriba y abajo, sin ventilador, y la temperatura a 200 grados. Deberá estar alrededor de unos 40 minutos, yo lo voy mirando y cuando veo que ya subido bastante le quito el papel de plata para que se tueste un poquito por arriba y se acabe de hacer

8)   Una vez ya haya cogido un poco de color lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla para que enfríe uniformemente

Esta es la receta básica podéis variar un poco las cantidades de harina y poner otro tipo de harinas, pero recomiendo poner por lo menos la mitad de harina de fuerza para que nos suba bien .
También podéis añadirle otro tipo de semillas, yo a veces le pongo pipas de girasol o de otro tipo. También le podéis poner alguna especie más al relleno o queso, aceitunas… ya veis que hay muchas opciones.
Otra opción si queréis que tenga una miga menos densa es dejar subir la masa un buen rato, cerca de unas cuatro horas a temperatura ambiente, cubriendo el bol con la masa con un paño húmedo, para que no se nos reseque. Pasado el tiempo ya podrías introducir el pan al horno, en este caso, previamente precalentado.
¡Espero que os haya gustado la receta y os animéis a probarla!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: